Ford presenta el nuevo Explorer totalmente eléctrico, un modelo audaz que combina la ingeniería alemana con un llamativo estilo americano.


El Explorer es el primero de una toda una serie de nuevos y vanguardistas vehículos eléctricos de Ford, y marca el camino hacia la completa reinvención de la marca Ford en Europa. Este crossover de tamaño medio tiene cinco plazas distribuidas en dos filas, y está totalmente equipado para llevar a las familias por los caminos de la aventura.


Diseñado y fabricado en Alemania, el Explorer cien por cien eléctrico brinda una experiencia digital excepcional, ayudando a conductores y pasajeros a mantenerse conectados y cómodos en sus desplazamientos. Entre sus prestaciones, destaca una pantalla táctil móvil de gran tamaño SYNC Move 2 y un sistema de infoentretenimiento con audio, totalmente conectado y adaptado al interior, con integración inalámbrica de aplicaciones y avanzadas tecnologías de asistencia al conductor.


Un diseño preparado para la aventura y una capacidad de almacenamiento de unos 470 litros con todos los asientos en posición elevada convierten al nuevo vehículo eléctrico de Ford en la opción ideal para explorar la ciudad y más allá. La consola de 17 litros situada entre el asiento del conductor y el del acompañante puede alojar un ordenador portátil de 15 pulgadas. Todo esto, sumado a un compartimento privado y a la accesibilidad manos libres al maletero, hace que el Explorer totalmente eléctrico de Ford establezca nuevos estándares.


Su estilo exterior futurista se combina con un interior ultramoderno que incluye materiales de primera calidad y detalles singulares, como unos estilizados asientos deportivos y una sofisticada barra de sonido más propia de concept cars revolucionarios que de vehículos familiares. Todo esto se completa con una capacidad de carga rápida del 10% al 80% en solo 25 minutos 1 y el acceso, para el año que viene, a 500.000 puntos de recarga en toda Europa.