ana-moreno

Ana Moreno. Maquilladora profesional

Técnicas para definir y retocar nuestras cejas.

A menudo las mujeres cuando nos queremos poner guapas, queremos dar protagonismo a nuestra mirada. Normalmente no prescindimos de sombrear el párpado, ponemos delineador, máscara de pestañas… pero a menudo nos olvidamos de alguien muy importante: nuestras cejas.

Tras leer este artículo estoy segura que ya no será esa gran olvidada y que comprenderéis su enorme protagonismo y le daréis la importancia que se merecen, ya que son el marco de nuestros ojos.

Para ayudar a comprenderlo, vamos a poner un ejemplo: Los dibujos animados. Cuando un personaje está enfadado, risueño, sorprendido o triste, su rostro sigue viéndose de igual manera…, lo que cambia son sus cejas. Es el punto de mayor expresividad en el rostro.

Vamos a ver distintas técnicas para ayudar a definirlas y retocarlas de acuerdo a nuestras facciones, color de cabello y necesidades específicas.

En primer lugar, debemos saber que no podemos escoger la forma que deseamos tener de cejas al azar, sino que debemos respetar la forma natural de acuerdo a nuestras facciones. Es decir, una persona cuya ceja de forma natural es ancha, al reducirla a una ceja estrecha, se vería muy extraño, puesto que el espacio del hueso por encima del ojo quedaría enorme y viceversa.

MiradaNo obstante, sí podemos jugar con pequeños trucos que nos ayudarán a disimular defectos y limpiar la mirada.

– Delimitar el dibujo de la ceja: En primer lugar, con una pinza elimina los pelitos sueltos que crecen por encima y
debajo de nuestra forma natural. Es decir, limpiar aquello que sobra sin modificar el dibujo natural de nuestra ceja.

Coge un pincel de ojos y apóyalo en vertical en la aleta de la nariz hacia tu frente formando una línea recta. Ahí es
donde debe comenzar tu ceja. Si existe pelo desde el pincel hacia el entrecejo es pelo sobrante que puedes eliminar. Depílalo en línea recta, siguiendo la línea del pincel, sin redondear.

Y para saber dónde terminamos la ceja, coloca el pincel uniendo la aleta de la nariz con el rabillo del ojo. La ceja no ha de ser más larga ni más corta que esa línea.

– Según la forma de nuestro rostro: Si bien no podemos cambiar por completo la fisonomía de nuestra ceja, sí podemos modificarla parcialmente en función de la forma de nuestro rostro.

Si la forma de tu cara es redonda, evita una forma demasiado horizontal en tu ceja pronunciando su curvatura en el
pico. Las cejas horizontales conseguirán redondear más tu rostro.

Sin embargo, si tu rostro es alargado sí puedes disminuir esta curvatura y dar horizontalidad en la ceja para redondear ligeramente tu rostro.

– Para dibujar la forma de la ceja o rellenar calvitas podemos emplear tres técnicas:

La micropigmentación: es el tatuaje en la ceja. Es una técnica que hoy en día está muy lograda. Dibujarán de forma definitiva pelo a pelo las líneas de tu ceja, encontrando la forma adecuada. La mayor ventaja es que te despreocuparás de tenerlas que maquillar en tu día a día y siempre lucirán perfectas.

El mayor defecto, además del dolor, es que en muchas ocasiones a lo largo del tiempo y dependiendo del Ph de
nuestra piel puede cambiar el color de la tinta hacia tonos rojizos en cejas castañas o azulados en cejas morenas.

Otra técnica es el lápiz para cejas. Para cejas quiere decir específico de cejas, por textura y color no nos sirve un lápiz de ojos ni perfilador de labios. Se utiliza simulando pelitos y nunca trazando líneas largas.

La mayor ventaja es su comodidad para llevar en el bolso y retocarlo en cualquier momento. Sin embargo, tendrás que ser cuidadosa al aplicarlo ya que es el trazo más evidente y puede ser llamativo.

Por último, la técnica del sombreado: aplica una sombra de ojos en la zona que quieras maquillar. Para ello utiliza un pincel biselado para cejas. Utiliza la misma manera de aplicarlo que con el lápiz.

Mucho ojo a la hora de escoger el color. Siempre medio tono más oscuro que el cabello, que se parezca lo más posible a la raíz del mismo.

Si eres rubia, los tonos ceniza serán muy naturales. En cabellos castaños evita los marrones rojizos (a no ser que tu cabello sea así) y busca un tono que tire a grisáceo. Y si eres morena evita el negro, con marrón café será suficiente.

Por último, si tienes canas en las cejas no las depiles, ya que te quedará un hueco. Venden productos específicos para
maquillarlas, es algo muy parecido a una máscara de pestañas pero para cejas. Espero que os sirva de ayuda, un saludo.