Con la personal voz de la talaverana María Aguado, maridada con los cócteles de los vinos de Bodegas Símbolo,  finaliza el próximo sábado, 20 de agosto, el AirénFest. El Festival que une patrimonio, música y enoturismo; incluido dentro de las acciones del Plan de Sostenibilidad Turística en Destino de Campo de Criptana.

El AirénFest ha calado entre criptanenses y visitantes, como una novedosa iniciativa que amplía la oferta cultural y turística de Campo de Criptana durante el verano.

“El Festival ha cobrado protagonismo en su primera edición con la fórmula de combinar elementos identitarios de nuestro pueblo, como son nuestro patrimonio, la música y los vinos de nuestras bodegas”, comenta el alcalde criptanense, Santiago Lázaro. “Una iniciativa novedosa que traslada a los visitantes la mejor imagen de nuestro pueblo y está dando a conocer también la calidad de nuestros vinos”.

El próximo sábado, 20 de agosto, se cerrará la primera edición del AirénFest con el concierto de María Aguado en Bodegas Símbolo.

Una última cita que volverá a dar al vino y al patrimonio de Campo de Criptana una dimensión especial, tan especial como la voz de la artista talaverana.

Para la ocasión, la bodega elaborará cócteles con sus vinos, “porque queríamos aportar un toque distinto a lo que se ha hecho hasta ahora en el Festival”, explica la presidenta de Bodegas Símbolo, María José Pérez; quien también pone en valor la iniciativa. “El AirénFest nos parece una iniciativa extraordinaria, porque no sólo revaloriza Campo de Criptana, también todas las bodegas y nuestra cultura del vino, que forma parte de nuestra esencia. Uniéndolo con la música, nos da la posibilidad de dar a conocer nuestros vinos, nuestras bodegas y nuestras marcas”.