Celebrar la vida o tener una ‘excusa’ para hacerlo. Ése es el sentimiento generalizado de una sociedad que quiere olvidar y dejar atrás unos años ‘horribilis’ en los que se ha visto cómo seres queridos fallecían solos en una cama de hospital, había familiares ingresados en UCI contagiados de coronavirus o solamente por el mero hecho de estar confinados sin poder salir a la puerta de la calle, a lo que se une más recientemente la guerra de Ucrania, la crisis energética y la subida de precios generalizada.

Una vuelta a la normalidad donde existen ganas de reunirse y de disfrutar del momento, aquí y ahora. La falta de contacto, encuentro e intercambio social han desembocado tras el fin de las restricciones sanitarias en un aluvión de eventos, los presentes y los que estaban pendientes de los últimos años, con un aumento exponencial que supera cifras de prepandemia, según indican algunos organizadores de eventos. Este mismo verano se han visto las ganas de acudir a eventos con una participación multitudinaria y de récord en ferias y fiestas de ciudades y municipios, conciertos de música, eventos deportivos, etcétera.


Ahora se celebra todo, sea familiar o corporativo y de forma mucho menos comedida que antes de 2020, asegura la organizadora de eventos Cristina Cabello. Las bodas ocupan todavía el grueso de celebraciones, aunque los eventos familiares, privados, empresariales y corporativos están ganando terreno y van en aumento, “en mi caso supone un 70-30”, nos cuenta.


A la clásica BBC (bodas, bautizos y comuniones) se une un rosario de ceremonias y celebraciones familiares, que van desde cumpleaños, graduaciones, puestas de largo –algo menos-, despedidas de soltero y de soltera, aniversarios de boda, no solo las típicas de plata (25 años) u oro (50 años), sino que también se renuevan los votos a los diez años, a los 15, a los 20… con fiesta por todo lo alto… En ocasiones, se han celebrado bodas triples, donde se ha aprovechado que uno de los hermanos iba a hacer sus bodas de oro para celebrarlo también el resto, teniendo así la excusa de reunir a toda la familia. Pero también se festejan los divorcios o las jubilaciones. Es más, como diría aquel, no has nacido aún o te has muerto y también se hace una fiesta, herencia de la tradición anglosajona, como son las denominadas ‘Baby Shower’ (fiesta de bienvenida al bebé) o ‘Gender Reveal Party’ (fiesta de revelación de sexo del bebé) y los funerales, sobre todo en ciudades con población extranjera, donde se organizan comidas con los platos favoritos del fallecido o celebraciones de recuerdo en homenaje al finado una vez pasado el duelo. En nuestra cultura mediterránea, aún no estamos acostumbrados a ello, aunque se ven pequeños testimonios de funerales con acompañamiento musical del gusto del fallecido o algún pequeño ágape.


En materia de eventos corporativos, ya se hacían anteriormente, pero ahora se ha generalizado más si cabe, comentan los profesionales, porque las empresas se han dado cuenta de la importancia de presentar su producto o dar a conocer algún proyecto entre sus clientes en un entorno diferente y con un programa original, atractivo y planificado al detalle. Aquí caben todo tipo de eventos, desde aniversarios de empresa, presentaciones de productos o de proyectos hasta ‘team building party’ o encuentros de construcción de equipo.


Para dar cuenta del boom de demanda, algunos profesionales tienen su agenda llena para 2023 con un margen para eventos de última hora. A este respecto, Cristina asegura que la mayoría de los eventos se concentran en los meses de mayo, con las comuniones, junio, julio y agosto, aunque se huye del excesivo calor; septiembre y octubre son también dos meses de un gran número de celebraciones y eventos.

Vivir experiencias.- De cualquier modo, sea evento familiar o empresarial, lo que se demanda es que el evento tenga un hilo argumental en el que se vivan experiencias, explica Cabello, “se planifica todo al detalle, siguiendo una coherencia”. En el caso de las bodas, se define en primer lugar la idea o el concepto clave de la ceremonia, a continuación se lleva a cabo un ‘brainstorming’ o lluvia de ideas dándole forma, ajustándose o no a un presupuesto, “en mi caso siempre nos ajustamos al presupuesto del cliente, hay otras empresas que no lo hacen, pero para mí es mucho más sencillo ofrecer opciones viables en función de un precio, porque si no se puede disparar de coste”.


La captación sensorial y los detalles son elementos básicos en los eventos de hoy en día. Por ejemplo, en una fiesta donde se revela el sexo del futuro bebé a la familia, la decoración a base de globos, confeti, guirnaldas…, o la tarta se ponen de color rosa o azul dependiendo de si va a ser niño o niña, o de ambos si son gemelos de ambos sexos. En el caso de un evento de empresa, léase el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, se pueden utilizar ambientadores o velas de un olor determinado, obsequiando al cliente con una pequeña vela del mismo aroma para que cuando la olfatee, le recuerde a ese artículo en concreto y a la empresa que lo comercializa.

Los ‘team building’ y eventos en empresas, en auge.- Con la normalización de la actividad, los eventos en empresas, entidades privadas o colegios profesionales se han reactivado, es más, aquellos negocios no habituados anteriormente han decidido programar en el calendario algunas celebraciones, bien de aniversario, campañas o presentaciones de productos o los mencionados team building partys. Los congresos también están experimentando un auge, mayor si cabe a los años prepandemia.
En nuestro territorio, el sector agroalimentario está viendo la gran repercusión de este tipo de citas para sus clientes, por lo que cada vez es más frecuente presentaciones de nuevos vinos, pequeñas catas de vino, aceite, queso…, o experiencias gastronómicas de muy diversa índole, “es importante dar a conocer y a probar el producto, si el cliente no lo conoce, no lo pedirá cuando acuda a cualquier local de restauración”, indica la organizadora de eventos.


No sólo se está mejorando la imagen de cara al exterior, las empresas han recuperado las reuniones de team building o fortalecimiento de equipo, gracias a las cuales los trabajadores viven una jornada de convivencia con experiencias únicas en un entorno distinto a la oficina. Si ya en prepandemia eran conocidas las jornadas de paintball o de ruta en algún paraje, ahora las opciones se han diversificado sobremanera y se organizan eventos totalmente personalizados. “Se puede hacer lo que la empresa desee con el presupuesto indicado, aunque lo lógico es conocer previamente la empresa, qué tipo de negocio es, si hay personas con discapacidad, la edad media de los trabajadores y su capacidad física…, porque no es lo mismo poner a chicos de 30 años a hacer tirolina que a trabajadores de 60 años”, comenta Cabello. Reconoce que cualquier empresa demanda este tipo de jornadas, sea de tamaño pequeño o grande, y suelen repetir porque los resultados son muy positivos, “cuando se hace piña, todo el mundo trabaja mejor; además, se respira muy buen ambiente y a la larga redunda en una mayor productividad”.

Evolución en las bodas y el regalo.- En nada o muy poco se parecen las bodas actuales a las de hace 20 años. La revolución ha sido total en todo. Hasta en los lugares elegidos. Ahora es muy frecuente que los novios prefieran casarse en una finca donde se desarrolla toda la ceremonia y el banquete, especialmente en bodas civiles. Asimismo, es muy usual que una wedding planner la planifique con suficiente antelación para que nada quede sujeto a la improvisación. En ese día tan especial, los novios buscan una ceremonia muy personal, con la que se identifiquen, de ahí que se organice todo estableciendo una especie de guión con timing o tiempo medido al milímetro.


Una boda requiere de mucho tiempo y esfuerzo de organización, por lo que cualquier wedding planner siempre aconseja contratar sus servicios con suficiente antelación. En el caso de la organizadora consultada, suele tener en agenda un total de 12 enlaces completos por año, y en 2022 ya ha alcanzado las 18, un 50% más, síntoma de la gran demanda existente. Como experta en organización de eventos, sus principales pautas son atenerse al presupuesto marcado, el no crear falsas expectativas, exponer a los novios posibles inconvenientes y la elaboración de varios planes en caso de que falle alguno, “ten en cuenta que la boda es en directo, no se puede repetir otro día, por lo que si algo no funciona como debería, hay que tener pensado un plan b, c o d y una gran capacidad de reacción”. Su objetivo principal, en todo caso, “es que el cliente disfrute antes, durante y después de la boda, sea de un presupuesto de 3.000 o de 250.000 euros”.


A juicio de Cabello, un organizador debe ser maestro de todo y tremendamente planificador, conociendo también a los proveedores aunque las necesidades del cliente son las que prevalecen.


Lo que más ha cambiado es el regalo, tanto de los invitados a los novios como viceversa, desterrando viejas costumbres como el corte de corbata o de liga. En la mayoría de los casos, el regalo de boda se hace por transferencia o vía Bizum mucho antes del día señalado. Algunos organizadores de bodas confeccionan una web específica para el día del enlace donde van colgando todo tipo de cosas, entre ellas la información para hacer la transferencia mediante código QR u de otro modo, dejando así la tarjeta de invitación lo más limpia posible, “sin datos de cuentas corrientes que resultan poco agradables”, cuenta la wedding planner.


En el caso del regalo de la madrina, ahora se prefieren obsequios útiles, normalmente de oenegés, con lo que se contribuye a causas solidarias. Tampoco se reparte por las mesas, sino que directamente se deja a cada invitado antes del banquete.

Cumpleaños y despedidas de soltero.- La evolución también ha sido enorme en los cumpleaños o despedidas de soltera y soltero. De un entorno más o menos familiar, muchas personas han pasado a organizar grandes fiestas de cumpleaños en locales, espacios de ocio o restaurantes. Si en pandemia cumplieron 40 o 50 años, dos años después han organizado grandes fiestas por todo lo alto para reunir a amigos y familiares. A la hora de regalar, ya no es habitual que cada amigo compre algo, sino que se hace un buen regalo entre todos como una experiencia de viaje, un buen bolso, unos zapatos o una obra de arte.


En cuanto a pasar las despedidas de soltera y soltero en clubes de striptease, esto ya pasó a la historia o ha quedado algo obsoleto, “ahora se programan experiencias de muy diverso tipo, sea ir a un spa, clases de automaquillaje, cursos de floristería o talleres de lettering, en función de los gustos de la novia o el novio”.

Los funerales también se celebran.- Aunque es muy poco habitual por nuestra cultura mediterránea, en algunas ciudades de costa o insulares donde hay un gran porcentaje de población extranjera o anglosajona, se requieren los servicios de un ‘Event Planner’ (planificador u organizador de eventos) para organizar fiestas de homenaje a los difuntos, “se suele dejar un tiempo para pasar el duelo y en la celebración se pone la música que le gustaba al fallecido, sus platos favoritos…, lo cierto es que resulta muy bonito porque se recuerda lo bueno de esa persona”.


El máximo exponente de celebración de funeral lo tuvimos el mes pasado con el de la reina Isabel II de Inglaterra, donde el boato y la pompa retransmitidas por televisión “difícilmente podrá verse a esos niveles en España, porque el concepto de monarquía es diferente, los reyes británicos son como semidioses”.

La buena cocina, fundamental en cualquier evento.- El sector de la restauración ha experimentado una ligera mejoría en el segundo semestre del año con la recuperación de eventos y celebraciones. La buena cocina y la buena mesa son elementos fundamentales en cualquier evento para garantizar el éxito del mismo. En opinión de una de las restauradoras de mayor trayectoria de Ciudad Real, María Ángeles Navarro, la segunda mitad de 2022 ha sido “muy buena” porque se han celebrado eventos pendientes más los que se están planificando estos meses y para el próximo año, “se está viendo movimiento para bodas en 2023 con aumento de invitados incluso”. En su caso, cuentan además con alguna reserva para comuniones, pero no son pocos los fines de semana que ofrecen bodas, cumpleaños, jubilaciones o eventos familiares en las instalaciones del Torreón de la Fuensanta.


Navarro subraya que tanto novios como organizadores de eventos priorizan el lugar del evento o la ceremonia, que tenga exteriores, con jardines y bonitos rincones para captar las mejores fotografías, “en el Torreón de la Fuensanta ofrecemos muchas opciones, con un espacio al aire libre único, lleno de detalles y muy cuidado”.


En cuanto a la oferta gastronómica, es importante tener materia prima de calidad y buena logística para atender las necesidades de los clientes. En este caso, María Ángeles Navarro destaca la apuesta de su casa por la cocina mediterránea de calidad y el buen producto, tanto en mariscos, pescados como carnes, con el añadido de disponer de la cocina en el mismo lugar de celebración, “con las ventajas que eso supone ante necesidades especiales o en eventos con premura”.


Ahora, este mes de octubre el sector de la hostelería pone el foco en la campaña navideña con las comidas y cenas de amigos y familiares que el año pasado no pudieron celebrarse por la llegada de la variante Ómicron.

Domenyka Hoyos Joyería Artesanal

“Busca un estilo natural en las joyas de ese día especial”

Buscar la joya adecuada para un día tan especial como es “TU BODA”, puede llegar a ser una tarea muy difícil que perdure en el tiempo hasta el anhelado y soñado día.


Durante tu preparación para el gran día escucharás miles de comentarios e ideas para llevar la joya adecuada. Te recomendarán tendencias, estilos, colores y diseños que en la mayoría de las veces sentirás que nada se ajustará a ti.


¿Sabes por qué? Sencillamente porque una joya hace parte de un sentimiento, un gusto, es parte de tu personalidad, de tu esencia, no es solo una moda, una recomendación o un instante.


Es tu identidad representada en un detalle que te acompañará en tu día especial. Cada vez que observo las tendencias de moda me convenzo más que los pequeños detalles hacen grandes diferencias, por eso mi recomendación 2022 es que busques esa joya que te representa, con la que te identificas, esa piedra que te recarga de energía, ese brillante que te ilumina la mirada cada vez que lo ves.


Las tendencias ahora son “atemporales”, buscan un estilo natural, implementan el trabajo manual con los procesos artesanales, por eso te recomiendo que implementes en tu outfit de boda joyas blancas, ya sean de plata de ley, oro blanco o amarillo, cadenas cortas con delicados colgantes con perlas, cuarzos blancos, nácar, ópalo o brillantes como diamante, swaroski o murano, pulseras minimalistas, un earcuff te dará un toque más casual.


Si utilizas cabello recogido, los pendientes largos, pero no grandes, serían una gran alternativa. “No olvides, menos es más”. Estas son posibilidades que combinan con prendas claras, aportan luz, mucho estilo y lo más importante… Ese día brillarás con luz propia.


Recuerda un gran detalle… Vincula a tu familia con alguna joya prestada para conservar la tradición y los recordatorios para los invitados, como pulseritas en macramé, con colgantes personalizados, le dan un estilo muy especial a tu evento de boda.

 

Daig Modas

“Las tendencias han cambiado mucho, con diseños más juveniles”

Uno de los comercios señeros de la capital ciudadrealeña, Daig Modas, nos acerca a cualquier tipo de ceremonia o evento, tales como bodas, comuniones, bautizos, confirmaciones, graduaciones e incluso puestas de largo, cada día más frecuentes.


En una primera pincelada, su responsable, Carmen Ramírez asegura que el outfit de las novias se caracteriza por el contraste de los perfiles, vestidos con grandes volúmenes, líneas muy románticas, faldas bordadas en tul muy fluidas y muy cómodos, diseños boho muy vaporosos y ligeros, mangas abullonadas, globo, de farol, poeta o bien lisas. Por otro lado, vestidos minimalistas para esa novia que quiere celebrar su enlace de una manera menos tradicional, porque no hay que renunciar al vestido de tus sueños por hacer la ceremonia en un marco al aire libre o bien religiosa. Los complementos como tocados, diademas, velos también son muy importantes.


La tendencia en novios es muy diversa y personal, cada novio elige su traje acorde con su personalidad. Los tejidos puros, falsos lisos, dibujos en relieve en el mismo o contrastando con otros tonos, colores primarios como el azul siempre elegante y favorecedor, seguido de teñidos colores nuevos y alegres, como el naranja quemada, cereza, verde, gris, blanco roto, etc., mención especial también a los cuadros.


Madrina y madre. Muy relevantes ambas por el lugar que ocupan ese día, les ofrecemos un patronaje muy amplio, dando cabida a cualquier talla.


Es cierto que las tendencias han cambiado mucho, con diseños más juveniles, atreviéndose a colores con fuerza como el morado, mostaza…, también estampados alegres y favorecedores. Y en primera línea ese vestido sencillo con una estructura muy glamurosa.

Citytour

“Los bonos de viaje o las cajas regalo son una tendencia en auge”

El director comercial de Citytour, Antonio Pérez, asegura que los bonos de viaje para aniversarios de bodas o cumpleaños son una tendencia en auge en las agencias de viaje. “Todo el mundo tiene muchas ganas de salir, y la opción de regalar un viaje es muy frecuente”, afirma. En su agencia, lo más habitual es que un grupo de amigos, familiares o los propios hijos en el caso de bodas de aniversario adquieran algún bono de viaje que luego se canjea. El bono de viaje suele oscilar de 200 a 800 euros, explica el responsable de la agencia, con el que algunos deciden canjearlo por ese mismo importe y otros lo amplían un poco más para elegir un destino algo más caro. Las opciones son muy variadas, fin de semana de musical en Madrid, en la playa o visitando alguna ciudad de España, en todo caso destino nacional.


Además de los bonos de viaje, Citytour también ofrece desde hace tiempo las cajas regalo con experiencias, “con ello se regala felicidad, es algo intangible, pero fundamental en los tiempos que vivimos”. Se pueden adquirir cajas regalo con degustaciones de vino, conducir un deportivo de lujo, tirarse en paracaídas, una noche en un Parador Nacional, en spas, en espacios pintorescos, en rincones recónditos… “hay de todo, y si no lo tenemos, lo preparamos, hay que adaptarse a la demanda del cliente”.


En viajes de novios y lunas de miel, Citytour cuenta con una amplia gama de viajes e interesantes ofertas, aunque lo que más se vende es destino internacional, como Estados Unidos, Tailandia, algún safari fotográfico…


Las navidades también son una buena fecha para el sector, con la venta de musicales y la planificación de grandes viajes para el próximo año, y los cruceros, en aumento tras la estrepitosa caída en 2020 y con nuevos barcos equipados con tecnología puntera.


Por último, Antonio Pérez defiende la labor profesional de las agencias de viaje a pie de calle, “no tenemos unos precios diferentes y damos más garantías que internet, además pagamos impuestos, creamos puestos de trabajo y el dinero se queda aquí”.

Texto: Oliva Carretero Ruiz. Fotos: Ayer&hoy