Ino Crespo

Ino Crespo. Asesora de imagen

1.- Lo primero y principal, analiza qué imagen quieres para ti y cuál quieres proyectarle a los demás.

2.- Revisa las fotos de los últimos cinco años, si has cambiado más la imagen de tu casa o entorno que tu forma de peinarte, tienes que empezar a pensar si estás al día con tu imagen y divertirte, ideando qué cambios puedes introducir para actualizarla.

3.- Has de tener en cuenta que el cabello, como la piel, manifiesta el paso de los años, cambiará su textura, su color y su fuerza de expresión. Tendrás que buscar la imagen que quieres que luzca acorde a esos parámetros, que tu observas que han cambiado.

4.- Si decides cambiar cosas de tu cabello por el punto anterior, intenta ponerte en las manos profesionales que sepan hacer un buen diagnóstico, tanto de las circunstancias de tu pelo como de tu estilo personal. Es decisivo conjugar ambas cosas para conseguir el mejor resultado.

5.- Sé consciente que el cabello es un órgano más de tu cuerpo, y tiene dos realidades que participan en el aspecto más o menos saludable que va a ofrecer tu cabellera. La interna o salud general del cuerpo; y los trabajos estéticos que se realizan en la fibra capilar, es decir en tu melena.

6.- El primer cuidado que ofrecemos al cabello, y que a veces no valoramos suficiente, es la elección del champú. Elegir, con la ayuda del profesional adecuado, el que mejor se adapta a las necesidades de tu pelo, es una apuesta
segura para mantenerlo sano, y evitar gastos innecesarios en la recuperación de deterioros, como consecuencia de productos de baja calidad o inconvenientes para su salud.

7.- Yo digo siempre que lo que no se estropea no hay que arreglarlo, por eso mantén tu cabello protegido de agresiones externas, si eres deportista al aire libre, si nadas en invierno y/o verano, si utilizas plancha a menudo, deberías utilizar protectores adecuados a cada caso.

8.- Si te apetece cambiar el color de tu pelo averigua, junto a tu estilista, cuál es la gama de colores que mejor le sienta a tu piel, a tus ojos y a tus labios. Esto es esencial para no caer en colores artificiales que sacan las arrugas, manchitas y rojeces en la piel. Una gama cromática, acorde a tu naturaleza, matiza la piel haciendo que el color de los ojos sea más limpio y brillante.

9.- Es recomendable que, las largas melenas, tengan un límite de largo, proporcional a la altura y grosor del cuerpo para no caer en cabelleras antiguas y desproporcionadas.

10.- La caída de cabello siempre tiene un origen interno, hay que buscar la causa y tratar de corregirla, además hay que ayudar al cabello a recuperar su densidad para no terminar teniendo melenas despobladas. La cosmética capilar tiene actualmente soluciones muy eficaces.

Si quieres realizar alguna consulta puedes hacerlo en mi mail de ino@inopeluquerias.com o en el de esta revista ayeryhoyr@gmail.com