Pozuelo de Alarcón ha recordado este lunes a Miguel Ángel Blanco en el XXVI aniversario de su secuestro y asesinato por parte de la banda terrorista ETA. La alcaldesa, Paloma Tejero, junto a la presidenta de la Fundación Miguel Angel Blanco, María del Mar Blanco, ha presidido este emotivo acto al que también han asistido miembros de la Corporación Municipal, diputados autonómicos, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y vecinos.

Durante el acto, celebrado en la plaza que lleva el nombre del joven asesinado, la regidora ha asegurado que “desde Pozuelo de Alarcón queremos unirnos en el recuerdo a Miguel Ángel Blanco, a los valores que representó para que no caigan nunca en el olvido, para poder honrar así un año más su memoria y su legado, frente a los que a día de hoy intentan blanquear la historia más reciente de nuestro país”.

Tejero ha señalado que “nos reunimos aquí para reclamar con firmeza la mejor memoria democrática de España, la que hizo salir a la calle a todo un país que tenía claro quiénes eran las víctimas y quiénes los verdugos, que supo unirse desde todos los ámbitos sociales, en la defensa de los valores construidos desde la generosidad de todos. Una sociedad libre, democrática y en paz”. “Por Miguel Ángel, por todas las víctimas y sus familias, por el amor a España y por la defensa de nuestra Constitución como máxima garante de la democracia, tenemos la obligación de unirnos, como ya lo hicimos hace 26 años, para no permitir que quienes vitoreaban a sus asesinos nos digan qué tenemos que recordar, desde cuándo, cómo y por qué”, ha apostillado Tejero.

Por último, la primera edil, que ha agradecido la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra ETA, ha insistido en que “volvamos a gritar “Basta ya”, volvamos a sentir nuestras manos blancas levantadas al cielo, volvamos a rendir homenaje a nuestras víctimas y volvamos a reclamar sin fisuras, MEMORIA, DIGNIDAD, JUSTICIA y VERDAD para todas ellas”.

Tras sus palabras, la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco ha procedido a la lectura del manifiesto de su Fundación para este aniversario y a continuación se ha guardado un minuto de silencio. Mientras tanto, y con el acompañamiento dela pieza musical “Aria de Rinaldo, Lascia ch´io Pianga” de G.F   HÄNDEL, interpretada por dos profesoras de la Escuela Municipal de Música y Danza, la alcaldesa y la presidenta de la Fundación han realizado la ofrenda de una corona de laurel en honor a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo. El acto ha concluido con la interpretación del Himno Nacional.