La Asociación de Conductores de Manzanares salió el domingo a la calle para venerar a su patrón

Como es tradición en estas fechas, los vehículos de la Asociación de Conductores de Manzanares ‘San Cristóbal’ salieron a la calle el domingo para honrar a su patrón. La programación de sus fiestas este año también incluyó el sábado el campeonato local de maniobras.

El sonido de los cláxones conquistó Manzanares en la mañana del domingo. Los que los hicieron sonar fuerte fueron los participantes en la procesión en honor a San Cristóbal, patrón de los conductores, que volvieron a salir a la calle para venerar al santo que da nombre a la Asociación de Conductores de Manzanares.

Desde las diez de la mañana empezaron a llegar a las inmediaciones de la estación de autobuses los vehículos que participaron en una marcha que comenzó a las once y que se dejó ver (y se hizo escuchar) por todos los rincones del pueblo.

Hubo regalos para el vehículo mejor adornado, el más pintoresco y el más gracioso. Además, los conductores tiraron bolsas de chucherías a los niños y niñas que presenciaron el recorrido. Pero lo más importante fue que las personas que trabajan en el sector del transporte pudieron disfrutar de una mañana de convivencia reencontrándose con compañeros a los que, en muchas ocasiones, ven “de año en año”.

Los concejales Candi Sevilla y Manuel José Palacios acompañaron a los miembros de la asociación en los instantes previos a la marcha,a los que dieron las gracias “por trabajar para mantener viva esta tradición”.

Campeonato local de maniobras

El día anterior a la procesión, el sábado, la ASCM ‘San Cristóbal’ celebró el otro acto programado dentro de sus fiestas de este año. El barrio de la Divina Pastora, en la zona aledaña al centro deportivo ‘La Sede’, fue escenario del campeonato local de maniobras, que contó con modalidades con tráiler y rígido para hombres y con turismo para mujeres. Todos los participantes tuvieron que demostrar su pericia al volante completando el circuito propuesto por la organización. Los mejores de cada categoría consiguieron un trofeo y regalos, en lo que también fue otra jornada de convivencia entre los conductores y sus familias.