Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España, instalará el próximo viernes en la glorieta Virgen María el Árbol de los Miniglús, con el fin de fomentar este tipo de reciclaje. La iniciativa forma parte de la campaña que está desarrollando esta entidad junto a la Comunidad de Madrid y la Federación Madrileña de Municipios.

El árbol tendrá cuatro metros de altura y junto a él se instalará un stand en el que educadores ambientales informarán sobre los beneficios del reciclaje de envases de vidrio y se sortearán cien ‘miniglús’ entre los vecinos que participen en la actividad mediante un “rasca y gana” virtual. El horario del stand será de 10:30 a 18:30 horas. Durante el mes de septiembre, este Árbol de Miniglús se instalará en 18 municipios de la Comunidad de Madrid.

En 2021, los vecinos de Boadilla reciclaron un total de 1.057 toneladas de envases de vidrio, lo que supone una media de 18 kg por habitante. En cuanto al número de contenedores, en la localidad hay 274 iglús instalados para envases de vidrio, lo que sitúa la media en 216 habitantes por contenedor.

Con el reciclaje de vidrio, el pasado año en la Comunidad de Madrid se evitó la emisión de 66.978 toneladas de CO2, equivalente a realizar 118 veces la distancia en avión entre Madrid y Nueva York; se evitó la extracción de 138.576 toneladas de materias primas (arena, sosa y caliza), que pesarían casi 14 veces la Torre Eiffel y se ahorraron 82.475 MWh de energía, equivalente a casi un mes de consumo energético de todos los hospitales de la Comunidad de Madrid.