Apenas lleva diez meses abierto, pero Babylon ya ha sabido conquistar el paladar de jóvenes y familias de Ciudad Real y comarca que buscan en su carta de pizzas algo diferente, comida rápida sí, pero totalmente casera y elaborada en sus fogones, desde la masa hasta la salsa, que cuenta con receta propia. Su encargado, Omid Zabihi, es iraní de nacimiento y desde muy joven está metido en la hostelería, primero en el restaurante familiar en Teherán, después en Torrevieja y hoy en día en la capital ciudadrealeña.

Situado en pleno Torreón, en calle Palma, 12, Babylon ha apostado por una carta donde las pizzas son las grandes protagonistas, con más de veinte diferentes, siendo las más demandadas su especial de la casa, su pizza bistec o la carnívora. Pero también están las de siempre y para todos los gustos como la cuatro quesos, boloñesa, margarita, vegana, etc., pudiendo además hacer tu propia pizza. No obstante, no solo de pizzas vive el hombre ni Babylon. Hamburguesas, nachos, patatas, bocatas, ensaladas, panes (no dejéis de probar su pan Zatar) completan una oferta que día a día gana más adeptos en la ciudad y alrededores. Porque Babylon se centra principalmente en el reparto a domicilio de su comida, no solo a la capital, sino también a Miguelturra y Poblete, con pedidos mínimos en función de la localidad. Atienden tanto por teléfono fijo como por móvil y están asociados a las plataformas Just Eat, Glovo y Uber Eat. En los pedidos a domicilio cuenta con interesantes ofertas que te animamos a descubrir. Para hacerte una idea de cuántas pizzas pedir, cada una mide 33 centímetros, “un pedido de dos pizzas para tres personas está bien”, comenta Zabihi.

Al igual que cualquier otro bar de la capital, Babylon ha sabido adaptarse a la pandemia pero también a las costumbres de la tierra, siendo, para muchos, el lugar de encuentro donde ver los partidos de fútbol o la quedada de amigos para disfrutar de una cerveza bien fría, una copa de vino o un café, todo a precios muy competitivos.

El horario de Babylon es de jueves a martes, de mediodía a medianoche; los miércoles está cerrado. A Omid Zabihi le acompañan en el negocio una o dos personas de manera fija, más tres personas que echan una mano de forma temporal.