• Por cada bebé que nazca en la ciudad se permitirá que su familia plante uno.
  • Aquellas familias que lo deseen podrán plantar un árbol inscribiéndose a través de la web municipal.

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, anunció este miércoles, durante el Debate del Estado del Municipio, la plantación de 600 nuevos árboles en el nuevo parque de La Cruz de la Atalaya. A través de esta iniciativa, el equipo de Gobierno permitirá que por cada niño que nazca en la ciudad, su familia plante un árbol para compensar los estragos de Filomena y contribuir así a recuperar los árboles que se perdieron.

Según ha dado a conocer la regidora, se invertirán casi 50.000 euros a partir del mes de octubre y las familias que deseen plantar un árbol podrán inscribirse a través de la web municipal. Se hará una repoblación con especies autóctonas con el objetivo de que, además de ser algo simbólico, sea capaz de absorber el CO2.

Por otro lado, se instalará un cartel temático que informará de la plantación y sus objetivos. Cada árbol llevará el nombre de un niño y a cada familia se le entregará una pala de plantación serigrafiada como recuerdo.