La Policía Municipal de Pozuelo de Alarcón pone en marcha el dispositivo especial de seguridad para estas navidades desde este lunes 12 de diciembre hasta el próximo 9 de enero. El objetivo es garantizar el desarrollo de la campaña navideña organizada por el Ayuntamiento y mantener la seguridad de los vecinos en las zonas, horas y lugares donde se van a producir mayores concentraciones de personas, con el fin de prevenir actos delictivos.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha destacado de nuevo que “la seguridad es una de las prioridades de este equipo de Gobierno”, por lo que “activamos planes especiales para intensificar la seguridad y vigilancia en momentos de mayor necesidad”.

Otro de los objetivos que persigue este plan especial de seguridad es proteger los derechos de los consumidores para lo que se controlarán los locales de ocio, especialmente en horario nocturno. De este modo, se velará por el estricto cumplimiento de las medidas de seguridad de los locales, tanto a nivel de prevención de incendios, como en el control en el cumplimiento del aforo máximo permitido o vías de evacuación, entre otros. Asimismo, se vigilará el ruido para garantizar el descanso de los vecinos.

En cuanto a las inspecciones se controlará la venta de alcohol a menores, así como de petardos y otros elementos pirotécnicos. Del mismo modo, se inspeccionarán los juguetes en venta con el fin de comprobar que los productos cumplen los requisitos exigidos por la normativa de consumo.

Por otro lado, con este dispositivo también se quiere garantizar la seguridad vial a través de la realización de campañas de control de alcohol y drogas. Asimismo, se incrementará la visibilidad policial en eventos navideños como el mercadillo, zonas iluminadas y zonas de concurrencia de público.

Coordinación y colaboración

En este dispositivo especial de seguridad en Navidad, la Policía Municipal y Policía Nacional se coordinarán para vigilar grandes superficies comerciales para prevenir el robo en vehículos, y los hurtos a personas o comercios. Asimismo, esta vigilancia se incrementará en las viviendas y en zonas residenciales.

Ambos cuerpos policiales realizarán controles conjuntos de personas y vehículos que circulen por la ciudad.

Policía cercana

En esta campaña de seguridad, la Policía Municipal visitará los comercios de la ciudad para entregarles una encuesta a través de código QR. Los agentes, durante su patrullaje a pie por las zonas comerciales, mostrarán a los comerciantes este QR para que se lo cumplimenten en su presencia. Se trata de que sientan cercana la Policía Municipal ante cualquier necesidad que les surja al mismo tiempo que permitirá conocer en detalles las demandas y necesidades de los comerciantes.