Con el objetivo de poner en valor la obra literaria y poética de mujeres que en su época tuvieron serias dificultades para ser tenidas en cuenta como autoras y, fundamentalmente, para el reconocimiento social, para el reconocimiento académico o de la crítica, los jardines de la Casa Municipal de Cultura Francisco Delicado acogieron ayer la quinta velada de poesía feminista organizada por la Concejalía de Igualdad.

“Mujeres silenciadas, calladas, ignoradas, a pesar de su valía, en un mundo que solo daba cabida en lo público al escritor hombre”, analizó la concejal de Igualdad, Ana Matilde Expósito, quien agregó que ellas tuvieron que hacer verdaderos esfuerzos por reivindicar su trabajo, algo que algunas de ellas no consiguieron y otras lograron muchos años e incluso siglos después.

Expósito aludió al hecho de que, precisamente, en pasados días se ha  visto cómo la Real Academia de la Lengua Española, en el centenario de la muerte de la autora, asumía su machismo y reconocía que rechazar a Emilia Pardo Bazán fue el mayor error de su historia. “Tengo conciencia de mi derecho a no ser excluida de una distinción literaria como mujer. Yo no he luchado por la vanidad de ocupar un sillón en la Academia, sino por defender un derecho indiscutible que, a mi juicio, tienen las mujeres”, decía ella.  En su contra, el presidente de la RAE de aquel entonces, Juan Valera, hacía declaraciones como “Voy a tratar de que se comprenda mi horror, mi repugnancia a que haya académicas de número; por poco que abriésemos la mano la Academia se convertiría en un aquelarre.”

“Desafortunadamente, como constante precisa, este tipo de errores se han venido cometiendo de forma repetida a lo largo de la historia, apagando la voz poética de mujeres de valor innegable, incuestionable”, expuso Expósito quien, afirmó, que por eso desde la Concejalía de Igualdad se sigue apostando por rescatar del olvido indolente a las mujeres poetas, por dar visibilidad a ellas y a su obra, en este marco incomparable de la Casa Municipal de Cultura y en esta tarde mágica de palabras, sentido  y sensibilidad, que diría Jane Austen.

Por último, la concejal agradeció a quienes en esta velada han prestado su voz para que las poetas escogidas para esta cita puedan hacerse presentes con sus sentimientos de amor o desamor, de esperanza, de compromiso social. Gracias, de nuevo, por quinta ocasión, a las mujeres del club de lectura Con otra mirada, del Centro Municipal de Información a la Mujer, y a las mujeres del Taller itinerante de lectura y escritura La silla de anea. “Gracias por vuestra constancia, por vuestro compromiso, por vuestro trabajo, por vuestra voz”, afirmó para dar paso a “abrir el corazón, olvidarse de todo y dejarse llevar nada más, y nada menos, que por la belleza de la palabra”.

De este modo, el V Recital de Poesía permitió la lectura de poesías escritas por mujeres siendo conducido por la poetisa Ascensión Millán Jiménez. El recital contó con la participación de Integrantes de club de lectura “Con otra mirada” del Centro Municipal de Información a la Mujer e integrantes del Grupo de lectura y escritura “La Silla de Anea”. Así, se puso voz a 18 poemas escritos por mujeres en los que se refleja la sensibilidad y creatividad de las mujeres a lo largo de la historia.

Relación de poemas y lectoras:

1. Mi falda de tres volantes. Lola Sánchez

2. Mis años. Juani Mulero

3. Roja, toda roja. Mati Expósito

4. Rebeldía. Isabel Torres

5. Invernal. Ana Herrán

6. Por la verde, verde oliva. Cloti Ortega

7. Una, dos y tres. Lola González.

8. Isla ignorada. Marisa Cruz

9. Siempre viene un parte de guerra. Pepi Gallardo

10. Pobre burro. Pilar López

11. Pienso mesa y digo silla. Carmela Aleixandre

12. Se lleva la tarde. Loli Vargas

13. Solo sé. Mercedes Luque

14. Recuperada. Lourdes Martínez

15. Carta abierta a Jesús de Nazaret. Antonia Aleixandre

16. La justicia de los ángeles. Nati Fuentes

17. Las refugiadas. Ana Ocaña

18. Tuneando la canción del pirata cojo de Joaquín Sabina. Rosa Teba