El Aula de Educación Ambiental de Pozuelo de Alarcón ha estrenado sus nuevos invernaderos tras las mejoras que ha llevado a cabo el Ayuntamiento para modernizar estas instalaciones. La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, junto a la cuarta teniente de alcalde, Mónica García Molina, y la concejal de Educación, Eva Cabello, ha visitado el Aula para comprobar el resultado de los trabajos realizados en los últimos meses.

En concreto se han construido de nuevo el invernadero principal, la carpa invernadero y el antiguo mariposario, que se ha reconvertido en jardín de helechos. Así, el nuevo invernadero principal cuenta con 384 metros cuadrados e incorpora, como novedad, sistemas automatizados de ventilación y control de temperatura y riego, entre otros, de manera que facilitará las actividades del Aula de Educación Ambiental. Con esta estructura se podrán realizar actividades a cubierto, así como atender grupos numerosos que estarán relacionados con el cultivo de las plantas. Cuenta con seis áreas de trabajo: área de cultivos experimentales, jardinería participativa, viverismo, ecorobótica, biodiversidad y economía circular.

En cuanto a la carpa invernadero, destinada al trabajo medioambiental inclusivo y con voluntariado, cuenta con huertos en altura para personas con movilidad reducida y parcelas de plantación para cultivos forzados.

Durante la visita, la primera edil ha coincidido también con un grupo de voluntarios que colaboran en el cuidado y atención del centro, así como con alumnos del colegio San José de Cluny que durante esta mañana han estado participando en las actividades del centro.

Pérez Quislant, que también se ha pasado por otras zonas del Aula como los jardines verticales, el jardín de bonsáis o el aula acuática, ha destacado la importante labor que se lleva a cabo en este Aula en materia medioambiental.