El jiennense Alberto Carrillo, con una vista de la portada del Sagrario de la Catedral en un original contraste de colores ha sido el ganador de la XXXVIII edición del Concurso de Pintura Rápida «Diego Figueroa Hortelano» que el Ayuntamiento de Jaén, a través del Patronato de Cultura y Festejos, ha recuperado tras el parón de la pandemia, que no tuvo edición en 2020 por no celebrarse las fiestas de San Lucas, bajo cuyo paraguas se justifica este evento.
Este primer premio está dotado con 1.000 euros. El segundo premio, valorado en 800 euros ha recaído en otro jiennense, José Luis Guerrero. Una decena de artistas plásticos de distintos puntos de la provincia han tenido seis horas, desde las 10 de la mañana de ayer hasta las 16.00 horas, para retratar los distintos rincones del conjunto histórico de la ciudad y plasmar en los lienzos previamente sellados sus creaciones.
La Catedral, las plazas de Santa María, San Ildefonso, la Puerta del Ángel, la iglesia de San Bartolomé e incluso los recientemente recuperados Baños del Naranjo han sido algunos de los rincones que finalmente se han llevado a sus obras, con una gran factura artística y un jurado de excepción para evaluar el trabajo ganador.
El reconocido pintor Manuel Káiser, el artista y galerista Nono del Moral titular de Espacio de Arte Azur, el artista plástico de Torredelcampo Francisco Alcántara, y Victoria Jiménez, licenciada en Bellas Artes en representación municipal, han valorado el trabajo de Carrillo como merecedor del primer premio.
Todas las obras participantes se han expuesto como mandaba la tradición de este concurso en la plaza de Santa María, desde las 16.00 a las 18.00 horas, momento en el que se ha hecho público el fallo del jurado, que ha tenido durante esas horas margen para evaluarlas.
Los dos lienzos ganadores pasan a formar parte del patrimonio artístico municipal y el resto de trabajos pueden ponerse a la venta si sus creadores así lo consideran. El concejal de Cultura, José Manuel Higueras, ha señalado la importancia de recuperar este evento con motivo de las fiestas de San Lucas, un ejemplo más de cómo llevar la cultura y la creación artística a la calle, espíritu que preside especialmente esta edición post pandemia de San Lucas, que ha servido para retomar el pulso de este certamen pictórico.