Festival Romano Federico RomeroGabriel Jaime

El colegio Federico Romero se convirtió el pasado 5 de junio en una antigua civilización romana a través de una jornada de convivencia escolar que contó con la participación de toda la comunidad educativa. Profesores, alumnos y padres cambiaron la imagen del centro por un día con variados y divertidos talleres para todos los públicos.

Se montó un circo romano con juegos de la época, se elaboraron ramilletes de plantas aromáticas, se realizaron mandalas individuales y un mosaico colectivo con cápsulas de café. Algunos aprendieron a bailar la danza de la tarantela. También hubo una exhibición de gallinas y los padres también pudieron trabajar en el huerto del cole. El Ampa ‘Alameda’ colaboró en las actividades y en la taberna instalada.