Tras un mes de campaña, la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero ha recolectado sesenta millones de kilos de uva y estima alcanzar una producción total cercana a los cien millones en una vendimia que comenzó el pasado 7 de agosto y que previsiblemente se prolongará hasta el fin de septiembre.

Las altas temperaturas durante la primavera y el verano, así como la escasa lluvia, han propiciado que la vendimia se haya adelantado de forma generalizada en toda España con respecto al año anterior, concretamente hasta dieciocho días en el caso de la cooperativa manchega Bodegas Yuntero.

Ramón Alcarazo, gerente de la cooperativa Bodegas Yuntero, señala que ya se han recolectado todas las uvas varietales blancas: “veintitrés millones de kilos de uva Macabeo, Verdejo, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Moscatel, Parellada y Viognier; y casi la totalidad de uvas tintas: veintiséis millones de kilos de Tempranillo, Cabernet, Merlot, Garnacha, Garnacha Tintorera, Syrah y Petit Verdot; así como otros diez millones de kilos procedentes de viñedos ecológicos, por lo que prácticamente nos quedaría por recibir la variedad mayoritaria de la zona, la blanca Airén”.

Uva de excelente calidad y un ligero descenso de producción
Debido a los factores climatológicos de los últimos meses, diferentes organismos vinícolas y agrarios apuntan que en Castilla-La Mancha habrá un descenso del 20%, con respecto a la producción de la vendimia 2016.

Ramón Alcarazo confirma este ligero descenso: “en Bodegas Yuntero estimamos una reducción del 10%, algo menos que en otras bodegas debido a la incorporación de nuevos socios en la Cooperativa y del incremento de nuevas hectáreas de viñedos en producción”. Actualmente, la Cooperativa Jesús del Perdón-Bodegas Yuntero está compuesta por ochocientos socios con nueve mil hectáreas de viñedos propios.

“Esta leve disminución en la cosecha –añade Alcarazo– está siendo compensada por un aumento de la calidad. Las uvas que estamos recibiendo de los socios cooperativistas vienen en un estado sanitario óptimo, con parámetros analíticos (grado Baumé, PH, acidez…) muy buenos y como resultado están dando unos mostos y vinos excelentes”.

Para mantener unos altos niveles de calidad, los técnicos de campo de Bodegas Yuntero vienen realizando desde el pasado mes de julio seguimientos a los viñedos de los cooperativistas. “De esta forma, determinamos el estado óptimo de maduración de cada variedad y recomendamos a nuestros socios viticultores el momento idóneo para su recolección. Nos permite, a su vez, tener un gran conocimiento de cada parcela y, ya en bodega, separar y agrupar las distintas variedades según sus características”, señala Alcarazo.

Con este mismo objetivo, Bodegas Yuntero instauró hace más de diez años la modalidad de pago diferenciado a sus socios (pago en función de la calidad de la uva). “Fuimos una de las Cooperativas pioneras en determinar la calidad del fruto en la entrada a la bodega y de repercutir esta calidad en las liquidaciones que realizamos a los socios. Iniciamos esta modalidad midiendo el estado sanitario (análisis de glucónicos). Ahora valoramos además otros parámetros, como la acidez y el potasio. Y continuamos trabajando e investigando para introducir otros nuevos en futuras campañas”.