Ana Belén Rodríguez

Ana Belén Rodríguez. Psicologa y Sexóloga

Comienza el 2015 y ponemos nuestro reloj mental a cero. Es hora de hacer borrón y cuenta nueva, de no mirar atrás y sí hacia adelante. Comenzamos el año ilusionados con nuevas metas y objetivos, lo que llamamos “propósitos de año nuevo”.

Adelgazar algún kilo, mejorar nuestra pronunciación en inglés, dejar de fumar, etc… está muy bien pero… ¿es lo realmente importante para tu vida?. En algunos casos, cumplir estos propósitos solo nos sirve para llenarnos el buche de orgullo y pueden incluso dejarnos una sensación de insatisfacción. Entonces… ¿elegimos mal nuestros propósitos?.

Quizás el siguiente análisis te haga reflexionar:
Cuando se dan malos momentos, malas rachas, cuando lloramos y estamos tristes, cuando creemos que todo está perdido, cuando tenemos mal humor, ¿quién está ahí apoyándote?

Por supuesto tu familia, tus amigos, la gente que te quiere sin condiciones. Esas personas que tienen el poder de darte un beso o un abrazo y funcionar como “borrador mágico” para que a pesar de las dificultades nada más importe y sientas esperanza.

Hoy, sin menospreciar a algunas figuras relevantes de nuestro afecto, vamos a hablar de esa persona que forma un equipo contigo: tu pareja.

Esta noche cuando vayas a dormir, piensa qué conoces de esa persona, qué deseos y sueños tiene. Piensa qué puedes hacer para ser mejor novio/a, esposo/a o mejor amante. Ojo, mejorar la vida sexual de tu pareja no solo significa que mejorarían vuestras relaciones eróticas, ya que la sexualidad consiste también en respetar al otro, tener una buena comunicación, respetarse, etc… Mejoraría en general vuestro bienestar, vuestra complicidad, y vuestra forma de relacionaros en cualquier ámbito.

Hecha esta fundamental aclaración, ¿por qué no dedicas al menos uno de tus propósitos de año nuevo a mejorar tu vida en pareja?.
Da igual el tiempo que llevéis juntos, todos los problemas y todos los inconvenientes. ¿No hemos dicho que en el nuevo año se empieza de cero? Sin excusas, vamos a ponernos manos a la obra.

Te presento algunas ideas para hacer feliz a tu pareja, con la clara intención de que, o los copies o que te inspiren para crear los tuyos propios:El beso

• Cuida la comunicación verbal y la no verbal: muchas veces los sentimientos afloran de forma negativa, podemos discutir con nuestra pareja por mil motivos. Sea el motivo que sea, cuida todo lo que dices, no insultes ni menosprecies, no emplees palabras malsonantes ni hagas gestos o ademanes ofensivos. Cuenta hasta diez antes de decir algo de lo que puedas arrepentirte.

• Expresa y demuestra afecto: estudios demuestran que las parejas más exitosas son aquellas que intercambian de forma continua expresiones y gestos de afecto. Una caricia, una mirada o un elogio, establecerá un clima positivo en tu relación.

• Erotizar la mente: si tus niveles de deseo son bajos, erotízate. Busca recursos que te ayuden a tener una actitud más sexual. Un relato erótico, una película e incluso tus propias fantasías pueden ayudarte a tener unas relaciones sexuales más satisfactorias con tu pareja.

• Comunícate: di lo que te gusta y lo que no te gusta. Tu pareja no tiene superpoderes para leer tu mente y quizás no conozca del todo tus gustos sexuales. Atrévete y dile qué te gusta y cómo te gusta. Seguro te llevarás sorpresas.

• En vuestras prácticas eróticas, no te centres solo en la penetración y en la genitalidad, hay muchas más opciones. En realidad todo nuestro cuerpo es susceptible de recibir y experimentar placer. Descubre el cuerpo de tu pareja en su totalidad.

• Respeta: a pesar de tus propios gustos e intereses sexuales, tu pareja tiene los suyos, así que escúchalos y respétalos. La sexualidad es beneficiosa si se realiza de forma consensuada con todas las personas implicadas.

• Disfruta el momento: cuando estés con tu pareja, en la medida de lo posible, céntrate en vosotros, y no en elementos que os puedan distraer.

Espero haberte dado alguna clave sobre cómo hacer sonreír a tu pareja en el 2015. Si llevas a cabo alguno de estos propósitos o los tuyos propios para que tu pareja sea feliz, tendrás un regalo extra: tú también serás feliz.

Feliz 2015.