El pasado día 10 de Junio se celebró el Hermanamiento de Moral de Calatrava con el municipio de Piedralaves, acto que se inició el pasado día 20 de abril en Moral de Calatrava con la conmemoración de los 200 años de lo que se conoce como “El Milagro del Agua”, en el que,  según la tradición, tuvo mucho que ver Fray Julián de Piedralaves. quien siendo joven abandonó su localidad natal para profesar en el convento franciscano de Moral de Calatrava.

Según la leyenda, pese a las procesiones y los incesantes rezos la lluvia no llegaba, así que en un nuevo intento por conseguir el favor divino las gentes del pueblo y los franciscanos partieron en procesión con las imágenes de San José y el Cristo de la Humildad, portadas ambas a hombros por los frailes, con dirección a la ermita de San Roque en cuyas puertas se improvisó un púlpito desde el que fray Julián de Piedralaves elevó al cielo sus plegarias, tras la cuales el cielo se nubló y empezó a llover.

El Pleno de Hermanamiento se celebró a las 12:00 h en la puerta de la Iglesia de San Antonio de Padua (Piedralaves).

Tras este acto se procedió a la visita de la casa natal de Fray Julián de Piedralaves, “causante” de la relación de hermandad entre los dos pueblos.