En la mañana del miércoles, 26 de abril, COOP Baco inauguró en Alcázar de San Juan -donde tiene ubicad su sede- las instalaciones de una nueva planta embotelladora que esperan esté a pleno rendimiento en los próximos meses y que dará trabajo a unas 50 personas. El presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, acompañado por el Consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, la Delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo y la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, conocieron las instalaciones y participaron en la reunión del consejo rector de la empresa.

DCOOP Baco una de las mayores empresas vitivinícolas de la región y la cooperativa de 2º grado más importante de España, con más de 9.000 socios y 40.000 hectáreas de viñedos. La idea de Baco, bajo el nombre de ‘Bodegas Asociadas Cooperativas’, surgió en 1989 y no reflotó hasta finales de los 90, cuando inició un decidido camino hacia la integración cooperativa, poniendo la primera piedra del edificio que hoy es su sede en el año 2002. En 2014, El grupo Baco se integra en DCOOP, buscando abrir campo a sus vinos en el mercado exterior, al que entonces ya dirigía el 90% de su producción. Hoy, se ha convertido en la primera sección de vino dentro de DCOOP y el primer grupo alimentario y sigue creciendo, como así demuestra la ampliación de sus instalaciones con una nueva embotelladora, ubicada en el polígono Alces de Alcázar de San Juan, en la calle Mencía. Las nuevas instalaciones permitirán triplicar en los próximos meses la plantilla actual de DCOOP Baco, que cuenta en Alcázar con 26 empleados (12 hombres y 14 mujeres). Los vinos de Baco llegan a países como Rusia, China, Japón, Corea, EE.UU., Centro Europa y Europa del Este.

Tras la visita a la nueva planta embotelladora, las autoridades se desplazaron hasta la sede de DCOOP Baco y, tras destapar una placa como recuerdo de la visita del presidente regional, participaron en la reunión del consejo rector de la empresa en el que, entre otros asuntos, se habló del sector del vino, del aceite y los derechos de acceso al agua.

DCOOP es un grupo cooperativo que sirve como plataforma a cooperativas del sector agroalimentario en todo el país. Durante 2016, la empresa facturó un total de 1.000 millones de euros, 430 millones fuera de España. El presidente de DCOOP, Antonio Luque, aseguró ante los medios que esto es posible gracias a que “somos de todos los equipos y buscamos la colaboración de todas las administraciones, porque quiénes nos interesan son nuestros socios. Somos la cooperativa de 2º grado más grande de España porque hemos sabido superar los localismos y vamos a seguir trabajando por ser la cooperativa más grande de Europa”.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, aprovechó la ocasión para felicitar a la empresa y agredecer que, en su momento, eligieran Alcázar de San Juan como sede, así como para pedir su apoyo para la consecución del proyecto de la Plataforma Logística Intermodal de Transporte que facilitará la exportación de los productos de DCOOP Baco. “La clave del éxito es creer en un proyecto y trabajar juntos para conseguirlo, como habéis hecho con Baco. En Alcázar tenemos todas las infraestructuras para que la Plataforma sea una realidad en poco tiempo, pero nosotros no podemos hacer nada si no contamos con el sector empresarial”. Melchor agradeció también al presidente regional su presencia y “el apoyo constante” que ofrece a la ciudad.

Ángel Villafranca, vicepresidente de DCOOP Baco, respondió a las palabras de la primera edil y afirmó que “la Plataforma tiene que ser una realidad y apoyaremos para su puesta en marcha que permitirá que nuestros productos sean más competitivos en Europa. Estamos dispuestos a sumar voluntades”.

Por su parte, el consejero de Agricultura remarcó el “ejemplo” que supone para el mundo cooperativo el caso de DCOOP Baco que ha conseguido unir a 9.000 de los 140.000 agricultores y ganaderos que tiene Castilla La Mancha. Igualmente, aseguró que el movimiento cooperativo se está teniendo “muy en cuenta” en todas las líneas de ayudas regionales como las destinadas a la inversión (FOCAL), así como en el documento inicial de la PAC que se ha trasladado al Ministerio, en el que se pretende poner en valor el papel de agricultores y ganaderos de cara a los consumidores finales o en las medidas para conseguir el relevo generacional y que los jóvenes busquen su futuro laboral en el sector primario. También remarcó que la clave del éxito de esta empresa “está en la marca”.

Emiliano García-Page volvió una vez más a ensalzar el valor, la fuerza y la capacidad del sector agroalimentario en Castilla La Mancha “que hemos conseguido convertir en una gran industria”. Felicitó a DCOOP Baco por lo conseguido y subrayó que “para que una empresa tenga éxito es importante tener las ideas muy claras. Desde el Gobierno regional apostamos por gente con las ideas claras, aunque podamos o no compartirlas. Ideas claras y constancia son la clave del éxito”. Del mismo modo, el presidente regional ensalzó el movimiento cooperativo, señalando que es un claro ejemplo del conocido lema “la unión hace la fuerza”. Aseguró que el futuro de Castilla La Mancha está en el sector primario que calificó como seña de identidad de nuestra tierra y ensalzó el modelo cooperativo de empresas como DCOOP Baco “que se gestionan con sentido común, con unos buenos pilotos y repartiendo el éxito entre todos sus socios”. Expresó que los problemas que existen en España con el acceso al agua para el riego serían menores “si funcionáramos de una manera más cooperativa”.

En el acto, también se entregaron placas a viticultores que, en su momento, contribuyeron a sacar adelante lo que hoy es DCOOP Baco como fundadores y promotores de la idea.