Después de los datos arrojados por el comité técnico del Consejo Regulador, donde se han valorado 50 muestras de granel y 308 muestras de embotellado en sus diferentes categorías (187 blancos, 34 rosados y 87 tintos), los vinos elaborados en la añada 2017 han conseguido la máxima calificación de ‘excelente’. Así lo estipuló la Denominación de Origen La Mancha tras la asamblea celebrada el pasado lunes, día 26 de febrero, en su sede de Alcázar de San Juan.

En cuanto a los graneles, por indicación de la comisión de calidad y los controles de las normas de producción, las muestras se recogieron de manera aleatoria en las bodegas de las cuatro provincias  acogidas de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Fueron  sometidas a diferentes catas realizadas por el panel de expertos, reflejando una calidad “excelente” en los diferentes vinos catados, según el baremo de puntuación manejado en las fichas acreditadas por la OIV (Organización Internacional del Vino y la Viña).

Por lo que se refiere a los embotellados, de los 308 vinos valorados hasta el momento 217 ha superado los 80 puntos, es decir, más del 70 % de los vinos un porcentaje extraordinariamente alto y el mayor desde que se conservan registros. Por ello, no es aventurado decir que los vinos de la cosecha 2017 serán recordados por su gran calidad.

Por tipos, el porcentaje de blancos embotellados valorados por encima de los 80 puntos es del 64 % y casi del 67% en rosados. No obstante, las puntuaciones medias más altas se obtienen en los tintos, con un porcentaje del 85% de las muestras de embotellado probadas por encima de los 80 puntos, un dato absolutamente histórico.

En definitiva, una constatación de que los vinos con Denominación de Origen La Mancha mantienen su fidelidad aromática de juventud y reconocida expresividad frutal, con una gran riqueza cromática. Así lo expresó el propio Presidente, Carlos David Bonilla “con unas puntuaciones que nos llevan a afirmar que hemos tenido una cosecha espectacular en calidad”.

Primera asamblea de legislatura

Los datos fueron analizados precisamente en la primera sesión plenaria de legislatura  celebrada por el Consejo Regulador en Alcázar de San Juan. Una asamblea presidida por Carlos David Bonilla y que se cerró con una reunión con el Consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo; la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, y la alcaldesa de Alcázar de San Juan y Presidenta de Acevín, Rosa Melchor.

Finalmente, comentar que en la clausura de dicha asamblea se hizo entrega de diferentes placas de reconocimiento por su trabajo y agradecimiento a los vocales salientes del Consejo Regulador: Fernando Villena Cañas (ASAJA), Félix Emilio Medina (Cooperativas Agroalimentarias de CLM), Manuel Civera (AEV vinos de Castilla- La Mancha), Gregorio Adán (Cooperativas Agroalimentarias de CLM) y al expresidente de la DO La Mancha, Gregorio Martín-Zarco. Este último, además fue nombrado Presidente de Honor de la ICRDO La Mancha, y para “quien supone un gran honor llevarla y exponerla en cualquier sitio. Desde fuera la conocía de otra manera, pero aquí he vivido tiempos muy bonitos pero además personalmente me han hecho ver la importancia que tiene una Denominación de Origen en una zona vinícola”.